cultivo

Café cultivado en Santander

El café de Santander una vez producido se caracteriza sensorialmente por una taza limpia, con cuerpo medio – alto y balanceada; acidez media, con sabores dulces, herbales, frutales y con ligeras sensaciones cítricas. En su fragancia y aroma se perciben notas dulces, herbales, florales y algunas notas achocolatadas y anuesadas, con delicadas y sutiles sensaciones a tabaco – en algunas circunstancias -, su sabor nos lleva a reconocer el más puro de los cafés, y sus notas dulces, nos recuerdan la zona donde se cultiva: grandes montañas, con cambios fuertes de altura, vegetación frondosa en algunas zonas y en otras suficientes, con una cultura muy propia y particular, que es reconocida por todos los Colombianos.  El café de Santander, es la expresión más cercana de esa cultura y ese entorno que abruma y trasciende.

El área sembrada en el departamento de Santander es de 46.012 hectáreas a agosto del 2012. Una caficultura que tiene edad promedio 4.98 años.

Etiquetas: Sin etiquetas

Leave A Comment